INTRODUCCIONEn la historia de la arquitectura en México, son muchas las figuras que se han destacado por la calidad de sus obras, y algunos de estos nombres, quedaron inscritos en la lista de los arquitectos famosos. Han tomado la inspiración como su principal forma de vida y cuyo resultado formal y las relaciones espaciales entre el interior y el exterior sirven para identificar una magnifica arquitectura.
Algunas de estas grandes mentes en la arquitectura de mexico se enlistan enseguida:

Antonio Attolini lack

Uno de los arquitectos más importantes de México, Antonio Attolini Lack, abrió a Construcción y Tecnología las puertas de su despacho en Contreras, en el pueblo de San Nicolás Totolapan, un sitio difícil para dar con él.

Ofreció así a nuestros lectores su punto de vista sobre el concreto, el diseño arquitectónico y las nuevas tendencias en arquitectura. Para algunos críticos, Attolini Lack es heredero, al igual que Ricardo Legorreta, de lo que se dio en llamar la “Arquitectura Emocional” de Luis Barragán.

Originario de Ciudad Juárez, Attolini Lack nació el 24 de abril de 1931 y realizó sus estudios en la Escuela Nacional de Arquitectura (antigua Academia de San Carlos).
Desde 1955, al término de su carrera, se ha dedicado a diseñar y levantar sin pausa toda clase de edificios; desde casa-habitación, su especialidad, hasta edificios comerciales y religiosos “de excepcional calidad”.

Popular como maestro, ha sido catedrático de la UNAM desde 1955. A partir de 1970, impartió clases en las universidades La Salle y Anáhuac del Sur. Actualmente es Miembro Emérito de la Academia Mexicana de Arquitectura.
En busca de una expresión propia
En sus inicios, Attolini se sumó al estilo internacional, caracterizado por el empleo de grandes ventanales en sustitución casi completa de muros en las fachadas. Bajo esa concepción erigió numerosas casas en el DF, en León y en Cuernavaca. Más tarde, desarrolló su propio estilo, una mezcla de regionalismo tomado de la arquitectura vernácula, con el empleo de materiales rústicos, pisos de barro, largos troncos, aplanados rugosos en los muros, todos los elementos apegados a la naturaleza.
Algunas de sus obras más conocidas son la Iglesia de la Santa Cruz del Pedregal y el monasterio de Jesús María, en San Luis Potosí, así como múltiples diseños para oficinas y tiendas, como Lumen. Además, cuenta con numerosos proyectos de casa-habitación, en donde ofreció continuamente novedades y sorpresas.

Su obra se caracteriza por eso, por los destellos de originalidad. En 1961 ganó el Premio Casa-habitación; en 1992, la Medalla de Oro de la II Bienal de Arquitectura y, recientemente,en 2002, el Premio Nacional de Arquitectura, de la Federación de Colegios de Arquitectos.

La obra de Attolini recurre con frecuencia a colores y texturas, al manejo de la luz y de la penumbra para acentuar la composición de sus espacios y crear una atmósfera reposada. En medio de todo, sin embargo, el trazo moderno acaba imponiéndose y sus construcciones se ensamblan en juegos más bien geométricos, ricos en matices.

Los interiores son su territorio favorito, en donde conjuga lo mejor de su trabajo; de hecho, el propio arquitecto se pone otra cachucha, la de alfarero, o la de constructor de muebles, de tal manera que todo quede integrado; él mismo diseña el mobiliario y los accesorios que completan su trabajo arquitectónico. Con la finalidad de hacer un repaso de la obra de los arquitectos que ha sido inspirada por los atributos del concreto,
=====**por:


Enrique de la Mora


Enrique de la Mora y Palomar (junio 16, 1907-mayo 9, 1978) fue un arquitecto mexicano que diseñó edificios importantes universidades y las iglesias católicas romanas en la que él experimentó con hiperbólico-paraboloide techos.

Él se considera en general, a lo largo de la Candela español Félix, como uno de los expresionistas estructurales más famosos de México.

De la Mora fue distinguido con el Premio Nacional de Arquitectura en 1947 y algunas de sus obras, en especial su Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de Ciudad de México Universitaria, ahora es parte de un Patrimonio Mundial de la UNESCO de la Humanidad desde 2007 Enrique del Moral Domínguez (n. Irapuato, Guanajuato, 21 de Enero de1905 -

México, DF, 11 de Junio ​​de 1987) FUE ONU arquitecto mexicano, Uno de los Máximos exponentes de la arquitectura moderna mexicana y Uno de los Más Destacados del Llamado Funcionalismo,

Movimiento de Una Generación de arquitectos, Integrada Por José Villagrán, Carlos Obregón Santacilia, Juan O'Gorman, Juan Legarreta, Carlos Tarditti, Enrique de la Mora y Enrique Yáñez, Entre Otros, Desarrollo-A partir de Conceptos Innovadores planteados Por Frank Lloyd Wright , Le Corbusier, Mies van der Rohe y Escuelas de como la Bauhaus y De Stijl morir-

El párrafo modelar Perfil cosmopolita de la Ciudad de México y Otras Ciudades del País, principalmente DURANTE Los Años Treinta del Siglo XX.Proyectista y constructor de Mas de 100 Obras Públicas y Privadas de Todo Género, realizadas en Mas de 50 años de Actividad profesional: Hospitales, Clínicas, Universidades y Escuelas, Aeropuertos, Estaciones del Metro,

Hoteles, Edificios de Oficinas y departamentos, conjuntos habitacionales, casas párrafo Obreros y Empleados, magnas residencias, campos deportivos, etc, incluso, plazas de toros.Es Conocido principalmente Por Su Papel destacado en El Proyecto del plano de conjunto de la Ciudad Universitaria (1947 -1952), Sede de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Donde estuvo una carga, Junto Con Los arquitectos Mario Pani y Salvador Ortega, de la Dirección y Coordinación del Proyecto maestro y de

La Torre de Rectoría-

Sin Duda Una de las Más representativas del campus-es Obra de los arquitectos Enrique del Moral, Mario Pani y Salvador Ortega.Tuvo Una notable Trayectoria Como Académico y Teórico.Director de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM (1944-1949), Renovo Los Planes de Estudio, incorporando las Mejores Prácticas de Universidades norteamericanas, el pecado Olvidar la Formación humanista Que El Mismo asumió en Su Vida profesional. Fué alumno del doctor José Gaos en la Facultad de Filosofía y Letras y asistió al Seminario de la Cultura en México en el Siglo XVIII,

Compartiendo Clases con pensadores eminentes, de como Edmundo O'Gorman, Justino Fernández y Leopoldo Zea,

Entre otros.Dictó Conferencias en foros Nacionales e Internacionales y publico libros y Ensayos en Los Que analizó la Evolución de los Estilos Arquitectónicos, reflexionó En torno al Pensamiento de aquellos vanguardistas plantearon Que Una Nueva Estética en el Arte de Construir: Le Corbusier y Ludwig Mies van der Rohe -

Con Este Último mantuvo Una Estrecha amistad; teorizó ACERCA del Funcionalismo en México; debatió Sobre Temas polémicos en Su Época, de Como la Integración plástica en la arquitectura, y promovió la Conservación de las Ciudades, Con singular de las Naciones Unidas Enfoque de Armonía Entre Tradición y modernidad



Biografía

Enrique del Moral Domínguez nació el 21 de enero de 1905 en Irapuato, Guanajuato. Único hijo varón de Enrique del Moral y María de los Ángeles Domínguez. Se formó en la Ciudad de México, dada la decisión de la familia de trasladarse a la capital del país en 1909. Realizó sus estudios de primaria, secundaria y preparatoria en el Instituto Franco-Inglés, donde conoció a Juan O'Gorman, quien años más tarde también lo seguirá a la ex Academia de San Carlos para estudiar arquitectura.
En plena lucha revolucionaria, cruzó el país en compañía de su madre para visitar a la familia materna, refugiada en El Paso, Texas. El viaje a los Estados Unidos le otorgó desde entonces el sobrenombre de “El Gringo” y, de manera más significativa, le aportó la visión de un México devastado y empobrecido pero, al mismo tiempo, inmensamente rico en paisajes, materiales y elementos.

Años de formación

A los 18 años, conoció a José Villagrán García cuando éste era estudiante de arquitectura y compañero de un primo suyo, Eduardo Jiménez del Moral. Por ese camino se interesó en la profesión. Así, en 1923 ingresó a la Escuela Nacional de Arquitectura, que entonces contaba con una plantilla de tan sólo 36 alumnos y estaba alojada en la antigua Academia de San Carlos.

El segundo año de la carrera fue determinante por dos razones. Primera, se convirtió en uno de los primeros alumnos de Villagrán, quien fue invitado por los estudiantes a impartir un taller libre sobre composición. Con este maestro, él y su generación iniciaron poco después (1926) el estudio sistemático de una nueva teoría arquitectónica: el “Funcionalismo”, que enfatizaba la idea de que toda obra procede de “un programa que la condiciona y que debe ser minuciosamente analizado y correctamente interpretado para poder abordar con éxito la solución”.1 Los nuevos valores que exaltó esta teoría fueron los de “utilidad”, “sinceridad constructiva”, “valor estético o armonía” y “valor social o moral”. Todo esto significó un rompimiento definitivo con la arquitectura tradicional y academicista de entonces, que se limitaba a copiar estilos afrancesados o coloniales, ornamentar fachadas y utilizar molduras romanas o griegas.
La segunda razón, en ese mismo año de 1924, empezó su práctica en el oficio al ingresar como dibujante en el taller de Villagrán y de Carlos Obregón Santacilia, los dos arquitectos más innovadores en el país. Con este último, participó en los proyectos de los edificios del Banco de México (1925) y la Secretaría de Salubridad (1928), obras con un claro sentido moderno.
El 29 de noviembre de 1928 se recibió como arquitecto y meses después, gracias a un feliz golpe de suerte al ganar el premio de la lotería, emprendió un viaje de todo un año por Europa para conocer las expresiones arquitectónicas deInglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, Alemania, la entonces Checoeslovaquia, Holanda y Bélgica. Al igual que Le Corbusier, quien lápiz en mano estudió los estilos de las obras clásicas de la arquitectura europea, Del Moral también realizó una serie de dibujos y acuarelas de casas y edificios, con una extraordinaria calidad.
A su regreso, continuó trabajando en el taller de Obregón Santacilia, donde ascendió a residente de obra, posteriormente a jefe de taller y, por último, se convirtió en asociado (1933-35). En esta época participó en proyectos como el Monumento a la Revolución los hoteles Reforma y Del Prado, con el arquitecto Marcial Gutiérrez Camarena, y la casa de Manuel Gómez Morín (1930), con Juan O'Gorman.

Primeras obras y labor docente

Durante los años treinta, Enrique del Moral inició sus primeros proyectos como arquitecto independiente y, de forma paralela, arrancó su larga y reconocida trayectoria docente en la Escuela Nacional de Arquitectura. Desde 1934 impartió la materia de "Croquis de Edificios" y también la de composición, de la que fue titular hasta 1950.
En 1936 instaló su despacho particular, asociado con el arquitecto Gutiérrez Camarena. Su primer proyecto fueron diez casas para obreros en su natal Irapuato; un proyecto con un importante contenido social, realizado a partir de encuestas con las propias familias de obreros y adaptado tanto a las condiciones económicas de los moradores como a las del clima y paisaje de la localidad.
Este periodo profesional coincidió con una nueva etapa en su vida: el 30 de noviembre de 1940 contrajo matrimonio con Elisa Madrid Moreno.
Fueron años en los que trabajó, por lo general, en proyectos privados, como casas habitación y edificios de departamentos en zonas residenciales de la Ciudad de México. Sin embargo, de esta época pueden destacarse algunas obras públicas representativas de su estilo particular, con soluciones austeras que privilegiaban el empleo de materiales locales y evitaban el dispendio: el Hospital General de San Luis Potosí (1943) y la Escuela de Casacuarán, Guanajuato (1946), que construyó junto con otras muchas escuelas más en esa entidad, como jefe de zona del Comité Administrativo del Programa Federal de Construcción de Escuelas (1944-46).

La madurez del estilo

Su espíritu de búsqueda sobre la mexicanidad pasada y presente de la arquitectura desarrollada en el país, lo impulsó a inscribirse en el Seminario de Historia de las Ideas y de la Cultura en el Siglo XVIII, impartido por el doctor José Gaos en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De 1943 a 1946, ahí compartió ideas y amistad con intelectuales también interesados por descubrir la esencia y fuentes de lo mexicano en la filosofía, las ciencias y el arte: Edmundo O’Gorman, Leopoldo Zea, Bernabé Navarro y Justino Fernández, entre otros.
La experiencia dio frutos. En 1945 escribió "El barroco como fenómeno estilístico", primero de una serie de ensayos y artículos que elaboró a lo largo de cuatro décadas y en los que abordó una gran variedad de temas sobre historia, teoría, compromiso y modernidad de la arquitectura. Algunos de ellos son fundamentales para entender, de primera mano, los movimientos arquitectónicos de vanguardia en el siglo XX y sus autores (Le Corbusier, Gropius, Wright, Mies van der Rohe, la Bauhaus, Die Stijl), así como todos los pormenores del funcionalismo en México. 2
En 1944, fue nombrado director de la Escuela Nacional de Arquitectura, cargo que desempeñó durante cinco años. Con la llegada del Dr.Salvador Zubirán a la rectoría de la UNAM (1946-48), recibió apoyo para elevar el nivel académico de la carrera. En 1947 viajó con el rector a Estados Unidos para visitar diversas escuelas y platicar con arquitectos acerca de los sistemas de enseñanza. En Harvard conoció a Walter Gropius, fundador de la Bauhaus, y en el Instituto Tecnológico de Illinois trabó una amistosa relación con Mies Van der Rohe, quien le brindó ideas que sirvieron de base para el proyecto general del nuevo plan de estudios (1948).
Siendo director de la carrera, estuvo también a la cabeza de la denominada obra máxima de la arquitectura contemporánea mexicana: Ciudad Universitaria (1947-1954), obra que requirió un enorme esfuerzo de coordinación para dirigir, por primera vez en el país, a más de 70 arquitectos, pasantes, dibujantes, ingenieros y técnicos encargados de la construcción de los edificios, instalaciones y servicios. Con Mario Pani, elaboró el plan maestro de conjunto, basado en el anteproyecto de los estudiantes Teodoro González de León, Enrique Molinar y Armando Franco; y ambos, Pani y él, fueron designados arquitectos directores del proyecto. Juntos llevaron a cabo también la construcción de la Torre de Rectoría (1950), con Salvador Ortega Flores, y los campos deportivos de entrenamiento.3
Su relación con Pani comenzó poco antes, al concursar cada uno por su parte en el proyecto del edificio de la Aseguradora Mexicana (1946), posteriormente adaptado para la Secretaría de Recursos Hidráulicos), empatando en el primer lugar. Fue la primera vez que trabajaron juntos y así lo hicieron durante siete años más, periodo en el que realizaron un total de 22 obras, la mayoría de ellas en Acapulco (el primer aeropuerto, el club de pesca y diversos hoteles y casas), que iniciaba entonces su gran auge como centro turístico.
En 1948, Del Moral realizó quizá su obra más emblemática, ejemplo de funcionalismo con una fisonomía inequívocamente local, mexicana, pero que, al mismo tiempo, se proyecta en lo internacional: su casa habitación en Tacubaya, Ciudad de México, vecina a la de luis Barragan.

por:


Arq. Vicente Mendiola Quezada

Esta Exposición pretende reconocer su trayectoria y a su labor, la cual forma parte de nuestra historia arquitectónica.


Con su obra buscó el desarrollo de una arquitectura y un arte auténticamente nacional y que pudiera incorporar los avances de un mundo moderno pasado, pero además con una idiosincrasia propia, manteniendo siempre una compresión por el pasado, mediante un lenguaje Neoclasicista principalmente.




Obras como las Escuelas al Aire Libre 1925- 1927, el Edificio de Inspección de Policía y Bomberos en 1928, la fuente Diana Cazadora en 1942, la fuente de Petróleos Mexicanos en 1949, ambas en el Paseo de la Reforma, la Conclusión de la Catedral de Toluca en 1951, entre otros.





Además de un extenso trabajo pictórico, especialmente en el campo de la acuarela. Esta Exposición pretende reconocer su trayectoria y a su labor, la cual forma parte de nuestra historia arquitectónica. Todo esto será presentado mediante planos originales, maquetas y exhibición de pintura.




Acerca del Arquitecto Vicente Mendiola Quezada




Nació en Chalco en 1918 y murió en 1992. Acuarelista. Dominaba otras técnicas como el dibujo en carboncillo y al óleo. Destacan sus trabajos de la Catedral, en Toluca, y el Monumento a los Niños Héroes; el Palacio Municipal de Guadalajara, Jalisco y el Hospital Civil.

Fecha de Inicio: Del 26 de Febrero de 2009

Fecha de Termino: 31 de Mayo de 2009
Lugar: México, Distrito Federal
Museo Nacional de Arquitectura INBA
por:

Biografía Francisco Serrano
Francisco R. Serrano


• Nació el 16 de Agosto de 1889 en Rancho de Santa Ana, Distrito del Fuerte, Sinaloa, miembro de la familia integrada por don Rufino Serrano y doña Micaela Barbeytia Álvarez y su prole de catorce hijos. Se muda a Huatabampo cuando tenía 5 años. Ahí se encontraron con los Obregón Salido, que eran agricultores. El menor de la familia Obregón era Álvaro. Francisco Serrano asistió a su única escuela primaria bajo la guía del mentor don Ignacio F. Castro. Francisco era el único hombre joven de la casa por el fallecimiento de sus hermanos, y se convirtió muy pronto en el brazo derecho de su padre. El hermano mayor de Álvaro, Lamberto , y la hermana de Francisco, Amelia contrajeron matrimonio y los lazos entre las familias se unieron.

• Al terminar la primaria en 1902 y apenas con trece años es enviado a la Villa del Fuerte a aprender un oficio con un viejo conocido de su padre, un antiguo coronel, y profesor llamado José Rentaría. Pancho resultó ser muy listo y atento así que se empeñó en el estudio de la teneduría de libros. Al terminar los dos años de contabilidad, Pancho trabajó en Villa del Fuerte en la tienda de don Fortunato Vega, el ya tenía inquietudes políticas en paralelo a los negocios. Tres años después se traslada a Mocorito, para trabajar en el negocio de don Manuel J. Esquer y después a Álamos con don Lauro Quirós. En 1908 acepta un trabajo en la construcción del Ferrocarril Sur-Pacífico. En algún sarao conoce a la hija de una familia tradicional de San Ignacio, Amanda Bernal López, con quien se casa el 11 de Octubre de 1912 en dicho lugar. Después, regresó a Huatabampo donde se encuentra con don Francisco I. Madero y se presenta ante el, y junto con Benjamín G. Hill funda el club antireleccionis ta en Navojoa. El gobernador de Sonora, José María Maytorena, lo nombra su secretario particular por un año. Eso le da nuevas oportunidades
, y llega a conocer el poder. Después de eso decide ir a México a ver a Plutarco Elías Calles
p

Emilio donde
Muchos otros arquitectos extranjeros, se dedicaron a construir solamente: Lemos y Cordes, arquitectos norteamericanos, por ejemplo, construyeron los edificios de la Casa Boker (1898) y la Mutua (1900); Silvio Contri, italiano proyectó el edificio para la Secretaria de Comunicaciones (1906); Ernest Brunel, frances, el mercado de Guanajuato (1904-1910); Luis Long, suizo, el Palacio de Gobierno de Guanajuato, etc. Consecuentemente la variedad de "estilos" arquitectónicos es una característica más connotada de este período estos, sin embargo casi nunca fueron trabajados a la manera del historicismo arquitectónico, sino siguiendo al movimiento ecléctico.
Es común entonces encontrar reunidos en un solo edificio, elementos arquitectónicos y ornamentales neoclásicos, neogóticos, neorrománicos, neomudejares, neoplaterescos, del nouveau, e inclusive indicios de lo que fue llamado "renacimiento mexicano", movimiento prenacionalista que pretendió dar vida a una arquitectura basada en lo prehispánico y que surgió a raíz de los hallazgos arqueológicos de Leopoldo Batres. Respecto a este movimiento, Adamo Boari manifestó que las formas arquitectónicas propias de un pueblo debían utilizarse en la arquitectura pero "renovadas y modernizadas". En congruencia con este pensamiento utilizo elementos indígenas, tanto en su proyecto a un monumento a Porfirio Díaz (1900, no realizado) como en el Teatro Nacional (1904-hoy palacio de Bellas Artes), en donde "Boari trató de hacer un Art-Nouveau ‘mexicaniza’, por lo cual asoman en muchas partes cabezas de tigre y coyotes y unas poderosas serpientes que ondulan en los arcos de las ventanas del primer piso.
El eclecticismo se dio, tanto en los monumentales edificios institucionales y empresariales, como en residencias, villas y chalets de la aristocracia y que por moda alcanzo a la arquitectura habitacional más modesta. Algunas colonias de la época, como la Juárez y la Santa Maria la Ribera, por ejemplo, se convirtieron en un complejo catalogo de tipos arquitectónicos que se sucedían y entremezclaban un tanto desordenadamente y que aun resultan asombrosos, desconcertantes y extravagantes si no se analizan desde una perspectiva histórica y no la meramente formal.
Ejemplos más representativos de edificios eclécticos en la CD de México.

Edificio de Bellas Artes.

Terminadas las turbulencias de la época formativa, inmediatamente posterior a la independencia, el destino de la republica Mexicana es regido por la personalidad del Presidente Porfirio Díaz. Su régimen de aquietamiento y estabilización, marca la estructuración administrativa del estado y el desarrollo de la economía del país, aun a costa del olvido de losproblemas sociales importantes.
Todas las actividades se saturan de "europeismo" y la arquitectura sigue paralelamente la moda y estilos que con tanta inestabilidad se manifiestan en la misma Europa.
El eclecticismo estilístico, pueblan los edificios oficiales de las formas del gótico, de copias del templo griego o de inspiraciones de la arquitectura prehispánica. El único estilo o pseudo estilo genuino de la época el Art. Nouveau se "adopta en una construcción tan importante como el " Palacio de Bellas Artes", enorme masa de mármol blanco seguramente el edificio más acabado en su estilo en todo el mundo.
El proyecto fue realizado por el arquitecto italiano Adamo Boari, quien diseñó un edificio que incorporaba los avances tecnológicos de los mejores teatros de la época. El edificio se caracterizaba por organizar las salas en torno a un gran hall, rematado por una triple cúpula situada entre el vestíbulo y la sala de espectáculos. Esta sala tendría forma de embudo, para lograr así los mejores efectos acústicos y visuales. Su cupo sería de 1791 personas distribuidas entre palcos aislados, generales, lunetas y galerías. También contaría con un palco presidencial, situado exactamente a media sala, con dos elevadores privados y un gabinete de aseo.
Originalmente la construcción del edificio duraría cuatro años, pero se fue alargando a causa de los hundimientos del terreno y del movimiento armado de 1910. Hacia 1915 era poco lo que se hacía; Boari deja el país en 1916 y a lo largo de los siguientes tres lustros se hicieron algunos trabajos de poca envergadura, hasta que se reinician las obras en 1932, bajo la dirección del arquitecto mexicano Federico Mariscal, quien las concluyó totalmente en marzo de 1934.
No se puede dejar de mencionar la famosa cortina de mosaicos de cristal sobre lámina de acero, realizada por Tiffany Studios de Nueva York. Esta impresionante obra, que representa una vista del valle de México, está hecha con más de un millón de piezas de cristal opalescente, cuya elaboración tardó casi dos años y es única en el mundo por su mérito artístico.
En el interior del hall y de la sala, Federico Mariscal aplicó un revestimiento de diversos mármoles nacionales y una espectacular decoración art dèco realizada en París por la casa Edgar Brandt, que incorpora motivos mexicanos, como mascarones mayas en acero y cactáceas en bronce.
Palacio de Bellas Artes.
En el se mezclan esquemas Bizantinos, Renacentistas, Románico, Neobarroco, Neoindigenista y del Nouveau, en detalles del exterior además de contener Art Deco en interiores es obra del noble Arquitecto Adamo Boari. (1904-1934). Ubicado en el Eje Central y Avenida Juárez. *
Comercio y Abasto.

La expansión de la habitalidad comercial encontró en la ideología liberal porfirista la forma más directa de enlazarse al sistema económico nacional a través de su limitado mercado interno, de la emergente red ferroviaria que para entonces contaba con algunos troncales a su paso y con la consolidación y reacomodo del capital extranjero, el comercio, entonces, continuo desarrollándose y creciendo en manos de extranjeros.
El largo período de paz porfiriana y la política favorable a la inversión extranjera acrecentaron esas condiciones para que los capitales norteamericanos y europeos incursionaran y controlaran monopolicamente los principales campos comerciales, hasta dominarlos a través de las principales empresas dedicadas a diversas actividades de sus diferentes ramas.
Las edificaciones que para el caso requirió este genero se vieron suplidas en el tiempo, bien por que sus propietarios deseaban tener más impacto en lapoblación o bien por que habían tenido tanto éxito que el espacio actual ya no satisfacía sus expectativas de tal forma que los espacios aun construidos ex profeso también sé refuncionalizaron rápidamente, pero en el sentido de la restitución.
En esa dirección, los estilos arquitectónicos se verán casi como simples accidentes temporales que acompañan a la obra en el tiempo, pues cambiarían también al modificarse el espacio edificado. Las modas estilísticas serán entonces como modas de la alta confección; cambiarían según la temporada, la moda y el modisto. Así la especialidad del comercio, principalmente de artículos extranjeros manifestara por circunstancias diversas las que en Europa especialmente Francia, esté dominando el campo de la Arquitectura, de la Ingeniería y los estilos expresados en ellas iran ligados irremediablemente al bogaje cultural de quienes la proyectan y, sobre todo, a la idea de país a la que se aspira.
Las ideas estéticas en la arquitectura, así como en muchas otras en las demás esferas del conocimiento, estarán entonces subsumidas al eclecticismo. Pero un eclecticismo que, en un principio, exige un amplio conocimiento de una gran cantidad de estilos con sus respectivos cánones compositivos, mismos que conforman toda una gama de donde los compositores seleccionan lo mejor según el cometido del edificio, incluyendo desde luego los sistemas constructivos y materiales más modernos para su concreción.
El importante comercio de la Ciudad de México generaría una nueva concepción arquitectónico-urbanística que, sin duda encontraría su correlato en la aparición de las tiendas departamentales tal como se construían en Europa, especialmente las ubicadas en las principales arterias o en las avenidas monumentales. En este sentido, el comercio especializado de ropa de la Ciudad de México fue el que tuvo mayor auge, sobre todo el proveniente de Francia, contándose con el rededor de 27 almacenes grandes y medianos para esas fechas.
En la especialidad en la venta de artículos de ferretería la Casa Boker fue sin duda, la más famosa de su tiempo y su genero.
3. Casa boker.
En el siglo XIX, en la esquina noroeste de las calles de Coliseo Viejo y del Espíritu Santo (actualmente 16 de Septiembre e Isabel La Católica) se encontraba el famoso hotel y café de "La Gran Sociedad", así como el "Portal del Águila de Oro" donde se alojaban los libreros de viejo de la antigua ciudad de México. Este terreno hoy lo ocupa la Casa Boker, y tiene sus orígenes en el siglo XVI, ya que formó parte del hospital del Espíritu Santo.
En mayo de 1865 llegó a México un joven alemán llamado Roberto Boker (1843-1912), quien fundó en ese sitio, con gran éxito, una ferretería. Dentro del inventario que manejaba se encontraban desde fuetes para cocheros, carros de caballos de diferentes tipos, autos de vapor marca White, hasta carros de bomberos.
Al terminar el siglo XIX, debido al crecimiento del negocio, el Sr. Boker compró el inmueble y los aledaños para construir su propio edificio; el cual hasta la fecha sigue perteneciendo a la familia ya durante cuatro generaciones, caso raro en un giro comercial en la ciudad de México.
El proyecto de la Casa Boker fue de los arquitectos neoyorquinos De Lemos y Cordes; los contratistas fueron A.R. Whitney Co., de Nueva York, y la obra la llevó a cabo el ingeniero mexicano Gonzalo Garita en dieciséis meses. Un detalle interesante en la construcción fue que el fotógrafo judío-húngaro Guillermo Kahlo realizó su primer trabajo como fotógrafo profesional con el seguimiento de la construcción de este edificio.
Al excavar el terreno para colocar la cimentación se encontraron dos piedras, una de origen prehispánico que representa un águila, y la otra virreinal, la que se supone que es el escudo del primer propietario del predio. La primera fue donada por la familia Boker al Museo de Antropología y la otra se extravió durante la Segunda Guerra Mundial, periodo en que el negocio fue intervenido.
Fue la primera construcción que se hace en México totalmente de viguetas de acero en columnas y trabes. La fachada, enmarcada por dos columnas de granito de Nogales, Sonora, cuenta con amplios escaparates, está cubierta de cantera de Pachuca, Hidalgo; se deben notar como elementos decorativos los soportes con cerramiento de arco que abarcan doble altura, el original torreón que corona la esquina y los vistosos relieves ornamentales de bronce.
Es de admirar la crestería de lámina de latón que remata la fachada y el torreón, también los balaustres, guirnaldas, cornisas y relieves decorativos, entre otros. Todo lo anterior hace que esta obra sea un magnífico ejemplo de solidez de la arquitectura porfiriana construida para durar varios siglos.

external image Image373.gif



por





Mario Pani Darqui
inm_covarrubias01_01.jpg

Nació el 29 de marzo de 1911, fue un gran impulsor de las ideas de Le Corbusier en México. A lo largo de su carrera llevo a cabo 136 proyectos en los cuales abarco toda clase de tipologías: vivienda, escuelas, edificios públicos, hospitales, hoteles, oficinas, edificios comerciales, aeropuertos, planes urbanos. Su carrera de arquitecto la llevo a cabo en la escuela nacional de bellas artes de parís, Francia, en junio de 1934. Algunas de sus obras más destacadas son:

Torres de ciudad satélite: se ubican al noreste de la ciudad metropolitana de la ciudad de México, fundado en 1957, las cuales tiene por función emitir un sonido semejante al de una flauta con la ayuda del aire, además de el Condominio acero: construido en la ciudad de monterrey.

También fue fundador del Colegio de Arquitectos de México y la Revista Arquitectura. Es el autor de gran parte de la fisonomía de la Ciudad de México, construyendo la Ciudad Universitaria de la UNAM y el Conservatorio Nacional de Música.

Entre sus decenas de construcciones destacan el Aeropuerto Internacional y el Club de yates de Acapulco, el Banco Acero de Nuevo León, el Club Venezuela de Caracas y el Palacio Municipal de Nogales en Sonora. Por su invaluable contribución a la entidad estética de México, le fueron otorgados el "Gran Premio de la Academia Nacional de Arquitectura" en 1984 y el "Premio Nacional de las Artes" en 1986, entre muchos otros.

Antonio Rivas Mercado
2962914161_a82e29dbca.jpg
Nació en la ciudad de Tepic, Nayarit, el 25 de febrero de 1853. Estudió en la ciudad de México hasta la edad de 11 años cuando fue enviado a Londres al colegio católico de Stonyhurst, en donde realizó sus estudios primarios. Tiempo después fue enviado a Francia, en donde realizó los estudios secundarios en el Liceo de Burdeos y más tarde Arquitectura en la École des Beaux-Arts de París e Ingeniería en La Sorbonne. Se graduó en 1878 donde recibió las palmas académicas por haber creado importantes obras.

Regreso a la ciudad de México en 1879, donde comenzó a dar clases en las escuelas de ingeniería y arquitectura.

Dentro de las obras más notables que realizó están: la casa ubicada en la calle de Londres número 6, actual Museo de Cera de la Ciudad de México; su casa ubicada en la calle de Héroes número 45, Colonia Guerrero; la restauración de la fachada del antiguo Ayuntamiento de la Ciudad; el edificio de la terminal de la Aduana de Ferrocarriles, en Tlatelolco; casa del Presidente Manuel González, en Peralvillo; Palacio Municipal de Tlalpan; la casa de su hermana Juana Rivas de Torres en Juárez 18; y la tumba de ella en el Panteón Francés; casa en Antonio Caso y Serapio Rendón y la decoración de algunos de los salones de Palacio Nacional, entre el que destaca la Sala Panameri.

Regresó a Ciudad de México en 1879, en donde comenzó a ejercer su carrera; así mismo, impartió clases en las escuelas de Ingeniería y Arquitectura. Instituyó nuevos métodos de enseñanza y separó las carreras de Ingeniería y Arquitectura, que conformaban una sola. Llegó a ser director de la Academia de San Carlos de Bellas Artes durante el periodo de 1903 a 1912; y consiguió la beca para que Diego Rivera estudiara pintura en Europa. Diputado Federal Propietario o Suplente de 1884 a 1910.

Luego de ser designado por Porfirio Díaz, hizo algunas modificaciones al proyecto seleccionado para la construcción de la columna en conmemoración del centenario de la Independencia de México, conocida popularmente como el Ángel de la Independencia. El diseño original de la columna estuvo al cargo de los arquitectos norteamericanos Cluss y Shultz. La ingenieria fue de los arquitectors Guillermo Beltrán y Puga, Gonzalo Garita, Luis Zavaterelli y Manuel Gorozpe. Las esculturas fueron una realización de Enrique Alciati. La columna fue terminada para los festejos del centenario, el 16 de septiembre de 1910.


por: Juan Carlos Libreros Lopez.



Agustín Hernándezagustin_hdnz.jpg

Arq. Nacido en Ciudad de México. Realizó sus estudios en la UNAM (1954).
Máximo representante de la arquitectura emocional, su obra se centra en la revaloración de lo local filtrado por la práctica moderna.

Esto quiere decir que, Su arquitectura se basa en un gran amor por nuestra cultura enterrada de más de tres mil años de antigüedad, sus arquitectos a seguir son Diego Rivera y el Dr. Atl por su interés en el México antiguo.

Esto motivó a Agustín Hernández para buscar en esa fuente aquello que pudiera aplicar a una obra contemporánea. Hoy su arquitectura se distingue por su acentuado carácter prehispánico, con frecuentes alusiones a símbolos y dioses como la serpiente, Tláloc, el ik maya e incluso el Chac Mool, cuya figura ha reelaborado Hernández como parte escultórica a sus obras como arquitecto.








Entre sus obras más importantes destacan:


Escuela de ballet folklorico

besc1.jpg
- la Escuela del Ballet Folklórico (1968)



Taller de Agustn Hernandez


Taller y casa de Agustín Hernández "La naturaleza es una gran maestra y fuente de inspiración, se inspiró durante una estancia en Acapulco, en las palapas de los lugareños para crear el concepto tensión- compresión en que se basa el proyecto.

11.jpg



























-Taller de Arquitectura, México D.F. (1970)




Casa Amalia Hernandez

Esta casa la construyó para su hermana, es genial ver como los muros y la losa forman uno solo.

Se trata de una construcción con una complejidad volumétrica que combina diversas alturas, interiores curvos y, en sus fachadas, un módulo prismático triangular en el que se generan bóvedas que mantienen el equilibrio entre sus formas para enriquecer el lenguaje arquitectónico.


fashion-graphics-2_1072999a.jpg
Casa Amalia Hernandez (1971)


Heroico Colegio Militar
En esta obra Arquitectónica se puede observar mejor que, Agustín Hernández se enfoca en lo Prehispánico
aaq.jpg
Heroico Colegio Militar (realizado en colaboración con Manuel González Rul,1976)



Casa en el aire
CasaEnElAire.jpg
Casa en el aire (Bosque de las Lomas, 1991)

CONJUNTO CALAKMUL

Este corporativo da una imagen de un simbolismo fabuloso: el cuadrado es la tierra, y el círculo, el cielo. "Son símbolos que han existido a través del tiempo y el espacio: desde época de Zoroastro, en los países islámicos, entre los mayas, los chinos, los aztecas, etc.
mex054.jpg
- Centro Corporativo Calakmul (1994).


por: Giovanni Rojas Romero


























teodoroglez.jpg

Teodoro González de León


Arquitecto mexicano contemporáneo
Nació en la ciudad de México.
Becado en Francia, trabajó en el taller de Le Corbusier, residió en la Unidad de Habitación de Marsella y fue el encargado del edificio de manufacturas de Saint Dié (1948-1949).
Sus obras, muchas realizadas en colaboración con Abraham Zabludovsky, son numerosas y diversas (edificios públicos y de apartamentos, museos, centros cívicos, plazas, jardines, residencias).
En sus construcciones, piezas sencillas pero potentes, se encuentra una sabia combinación entre el lenguaje moderno y los patrones clásicos, como orden, medida y proporción, que genera volúmenes sobrios y de gran economía de líneas.
Es interesante la faceta de pintor de este arquitecto. Siguiendo los pasos de su maestro Le Corbusier en sus creaciones, de fuerte carga geométrica y colores vivos y nítidos, traduce al plano el mundo tridimensional de la arquitectura, haciendo algún guiño a la obra de Juan Gris o Fernand Léger.

ha recibido premios como:
-Gran Premio Latinoamericano en la Bienal de Arquitectura de Buenos Aires en 1989
-Gran Premio de la Academia Internacional de Arquitectura en la V y VII Bienales de Sofía
-Obtuvo una Mención Especial en la 8ª Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia en 2002.
-En 2004 recibió el Premio “Mario Pani Darqui”, otorgado por la Universidad Anáhuac, México D.F., y el Premio “Universidad Latinoamericana 2004”
México D.F.
-El Premio Ludwig van Beethoven, a la Creatividad Arquitectónica en las Américas, otorgado por la Organización Filarmónica de México S.C., México, D.F., en 2004
-El Premio a la Vida y Obra, conferido por CEMEX, 2005, y la Medalla de Plata de la IX Bienal de Arquitectura Mexicana 2006.
-En 2006 recibió el Premio a la trayectoria profesional en la V Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, Montevideo.


Entre sus obras destacan:

Museo Universitario Arte Contemporáneo

Es el primer museo concebido de manera integral, desde la gestión institucional hasta el proyecto arquitectónico. Alberga y exhibe la colección de arte contemporáneo de la UNAM, que consta de obras de arte creadas a partir de 1952 en adelante y que son trascendentes y representativas en el desarrollo del arte contemporáneo en México.
museo.jpg



















Museo Universitario Arte Contemporáneo (UNAM) ubicado en el Centro Cultural Universitario (Ciudad Universitaria de la UNAM) (2008).


El Museo Tamayo Arte Contemporáneo

Es un museo localizado dentro del bosque de chapultepec en la ciudad de México, aunque el museo lleva el nombre del reconocido pintor Rufino Tamayo se enfoca exclusivamente al arte contemporáneo internacional
MuseoTamayo2.jpg
El Museo Tamayo Arte Contemporáneo junto con Abraham Zabludovsky

la Universidad Pedagógica Nacional


02af2.jpg
la Universidad Pedagógica Nacional



El complejo Reforma 222 que está conformado de tres torres; Torre 1 Reforma 222 y Torre 2 Reforma 222

Este grupo de tres torres desde el 2007 que fue terminada las estructuras, ha tenido un impacto en el panorama urbano de la Ciudad de México, y en especial de la Avenida Paseo de la Reforma, la razón, la forma de las torres y el color de estás, además las dos torres más altas se convirtieron en uno de los edificios más altos de dicha avenida.
untitled.jpg

otras de sus obras son:

-Casa Catán en paseo de la reforma 2135 (1953) Ciudad de México (con el arq. Armando Franco)
-Conjunto Habitacional jose clemente orozco (1957) en guadalajara, jalisco
-Programa de desarrollo urbano en barra de navidad, jalisco (1958).
-Unidad habitacional en ciudad sahagun, hidalgo (1962).
-Remodelación del auditorio nacional, ( el Arq. Abrham Zabludovsky.
-La casa matriz del fondo de cultura económica.

por: Giovanni Rojas Romero

PEDRO RAMIREZ VASQUEZ
external image pedro-ramirez-vazquez-el-arquitecto-de-la-modernidad.jpeg

Arquitecto y urbanista mexicano. Estudió arquitectura en su ciudad natal y desde 1942 se dedicó a dar clases de diseño y planificación urbana en la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Autónoma de México. Como arquitecto construyó la Escuela Nacional de Medicina (Ciudad Universitaria de México), y los edificios de los ministerios de Trabajo y de Asuntos Exteriores, así como el del Instituto Nacional de la Infancia. Pero su obra destaca esencialmente por cuatro grandes proyectos: el Museo Nacional de Antropología, obra acerca de la cual publicó un libro con el mismo nombre en 1968; la galería y el museo de Arte Moderno, en colaboración con Rafael Mijares; el Estadio Azteca de fútbol (1965) y las instalaciones donde se disputaron los Juegos Olímpicos de 1968.
Pedro Ramírez Vázquez es autor de importantes proyectos en México y otras partes del mundo. Durante el gobierno de José López Portillo fungió como Secretario de Asentamientos Humanos y Obras Públicas.


Pedro Ramírez Vázquez es arquitecto egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde también impartió cátedra como maestro.




En 1968 Pedro Ramírez Vázquez fue además Presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de 1968 que se celebraron en la Ciudad de México, colaborando en el diseño de la imagen gráfica de los juegos, entre los cuales estuvo su póster y emblema.






En 1976 el presidente José López Portillo lo designó como Secretario de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, cargo en el que permaneció los seis años del gobierno, al terminar continuó el ejercicio de su profesión.




Fue Rector y Fundador de la Universidad Autónoma Metropolitana. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Colima.


Obras representativas Es uno de los más prolíficos arquitectos mexicanos, siendo sus obras muy conocidas, entre ellas destacan:



La Escuela Nacional de Medicina de la Ciudad Universitaria de la UNAM (Hoy Facultad de Medicina). El Edificio de la Secretaría del Trabajo La Torre de Tlatelolco, edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores y su entorno en la Plaza de las Tres Culturas (Actualmente Centro Cultural Universitario Tlatelolco) La Torre Mexicana de Aviación El Estadio Azteca El Estadio Cuauhtémoc en la ciudad de Puebla La Basílica de Guadalupe El Palacio Legislativo de San Lázaro (sede oficial de la Cámara de Diputados de México) El Museo Nacional de Antropología El Museo de Arte Moderno El Diseño del logotipo de Grupo Televisa La Unidad Habitacional El Rosario (en colaboración con el Arq. Teodoro González de León) El Plan Maestro de las Unidades de la Universidad Autónoma Metropolitana Iglesia del Sagrado Corazón de Jesùs en Tocumbo, Michoacan Todos ellos en la Ciudad de México, así como el Auditorio Puebla Siglo XXI, ubicado en dicha ciudad.Entre sus proyectos en el extranjero destacan la capilla de la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano; el Museo de las Culturas Negras en Dakar, Senegal y edificios gubernamentales para la nueva capital de Tanzania, Dodoma.
external image tercero.jpgexternal image Museo%20Nacional%20de%20Antropologia.jpg
por: RAMIREZ DIAZ JESUS